La falta de un diente no sólo puede intimidar a la persona a la hora de sonreír. Alimentarse, desarrollar su vida social y hasta conseguir un empleo, son cosas fundamentales en la vida que pueden verse perjudicadas al tener una sonrisa incompleta.

El método más moderno para solucionar este problema es la prótesis fijada por implantes dentales. Sin duda, esta es una excelente alternativa para llenar los espacios causados por la pérdida de los dientes naturales y así tener la sonrisa que siempre soñó. Muchos pacientes aseguran que estas prótesis sobre implantes dentales son más confortables, eficientes y seguras que las prótesis convencionales.

Los implantes dentales actúan como raíces artificiales de titanio biocompatible, las cuales se colocan en el maxilar para reemplazar los dientes ausentes. Después de unos meses (el tiempo varía según el caso) se instala una prótesis implanto-soportada sobre los implantes.

A diferencia de la prótesis removible antigua, con los implantes dentales se alcanza una mejor función y estética. Gracias a que los implantes dentales dan mayor estabilidad, mejoran la eficacia masticatoria y la fonética; el paciente mejora ampliamente su calidad de vida.

Contacto